Soy Mariona Valls, Psicóloga Sanitaria y Psicoterapeuta. Especializada en Trastornos de la Conducta Alimentaria, Psicología de la Obesidad, Autoestima, Imagen corporal y Gestión Emocional.

Mi gran pasión es hacer que las personas se sientan mejor. Cuento con experiencia en la práctica clínica por más de ocho años, ayudando a personas a adquirir hábitos de vida saludables y/o a salir de la esclavitud de los Trastornos Alimentarios, las ayudo a relacionarse mejor con la comida, mejorando su calidad de vida.

Actualmente soy la responsable del Área de Psicología del equipo de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Sagrada Família, en Barcelona, donde realizo psicoterapia individual y coaching nutricional para trabajar dificultades relacionadas con la alimentación. Además ofrezco talleres relacionados con Psiconutrición.

También soy la responsable del Área de Psicología del equipo de Cirugía Bariatrica del Hospital Quirónsalud Vallès y realizo, en mi consulta privada de Sabadell, psicoterapia individual presencial y online.

Soy graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona (Colegiada nº 21.803) y habilitada Sanitaria.

Desde que terminé la carrera de Psicología he estado en constante formación habiendo realizado un Máster en Trastornos de la Conducta Alimentaria y Obesidad por la Universidad de Barcelona, un Postgrado de Educador en Obesidad Infantil (Programa “Adolescentes en Movimiento”) por la Universidad Autónoma de Barcelona y el Hospital de la Vall d’Hebron, formación en Reducción del Estrés basado en Mindfulness (MBSR) y en Alimentación Consciente (MindfulEating) y muchos otros cursos sobre psicología aplicada a la alimentación ya que es mi especialidad: las alteraciones en relación con la comida.

Por otro lado, soy miembro del Grupo de Trabajo en TCA y Tratamiento Psicológico de la Obesidad en el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña.

Mi curriculum podrás encontrarlo en linkedin https://www.linkedin.com/in/marionavallsestefanell/

Mi visión es cognitivo-conductual y constructivista, por ello, entiendo a la persona como un agente activo de cambio donde su implicación y movimiento es el motor del éxito de la terapia.

Me siento muy afortunada de poder ayudar a las personas a tener una relación sana con la comida y consigo mismas. 

Creo que todos merecemos lo mejor, pero en muchas ocasiones no sabemos como encontrarlo o construirlo. Es por ello que acompañar a las personas a construir un presente más enriquecedor, tranquilo y en calma se convierte en un regalo para mí, además de mi forma de vida.